jueves, enero 14, 2016

EDUCACION DE GUERRILLA

by Hjalmar Hernandez
De la Serie "Educacion del siglo XIX"
Para evitar malos entendidos comenzare por explicar el origen del nombre de mi post, lo parafrasee del libro  Marketing de guerrilla  de Jay Conrad Levinson (1), en el se explica que el marketing de guerrilla va más allá de las prácticas convencionales a los que se pueda estar habituado para hacer conexión con el cliente.
Partiendo de lo anterior, mi idea de educación de guerrilla va en el sentido de ir más allá del aula para que nuestros estudiantes aprendan x o y contenidos. Implica utilizar lo que tenemos (véase recursos disponibles) para que nuestras clases sean efectivas, y sobre todo significativas.
Para tratar de explicar mi “propuesta” he aquí algunos puntos que cabrían dentro de este nuevo concepto:
  1. Usar la creatividad.
Implica reflexionar en nuestros conocimientos como docente y en la forma en como vamos a proyectar ese conocimiento al alumno para que este lo aprehende.
Para ser creativo no necesariamente se tiene que ser inteligente sino ser capaz de utilizar las técnicas adecuadas para generar conocimiento en nosotros mismos y en los alumnos.
Algo que se nos olvida a los maestros, y que es parte de la creatividad, es la flexibilidad que debemos tener. Primero para buscar distintas alternativas a la hora de impartir clases y segundo a la adaptabilidad para no tratar a todos los alumnos como unos entes idénticos sino considerar sus inteligencias y sobre todo tener en cuenta que cada generación tiene sus propias características (en mi caso particular, la forma de dar clase la he cambiado para mis alumnos de 2014 con respecto a los que tuve en el 2003)

  1. Ser innovador.
Es la praxis, es cambiar las metodologías tradicionales para enseñar y comenzar a transformar el aula en un escenario de interacción y donde el ambiente sea de aprender cosas relevantes.
La innovación va en función de buscar que los alumnos y docentes tengan un discurso abierto y auténtico desde la pluralidad misma del aula.

2. Utilizar los recursos que se tengan a la mano.
Una de las quejas máximas de nosotros los docentes, es la carencia de recursos. Aunque a veces esto limita el accionar educativa no debemos quedarnos estancados. Debemos echar mano de las cosas cotidianas y los ambientes que tenemos para buscar ese ambiente de aprendizaje necesario para nuestros alumnos.

3. De tener acceso a Internet utilizar esos medios para conectar con nuestros alumnos.
Y no solo de Internet vive el hombre, pero si hay acceso …. HAY QUE UTILIZARLO. No quedarnos en el clásico dicho de los docentes que nos creemos viejos y desfasados tecnológicos:  “como yo no puedo usarlo, mis clases son a la antigua”.
Posiblemente nuestros alumnos tienen acceso a las nuevas tecnologías (no solo el hecho mismo de la conexión a la Internet), entonces implica que los maestros debemos utilizar esas tecnologías en función de la enseñanza y dejar de evadir la responsabilidad de el “mal uso que le dan a los dispositivos”.

Esos cuatro pilares que menciono arriba deben ayudarnos a cambiar la educación, no acostarnos a mirar como pasan y vienen gobiernos, y de paso esperar que estos hagan la reforma que queremos.

¿Para qué educar entonces? decía Leonardo Garnier Rimbolo en una conferencia TEDx en Costa Rica: “tenemos que ayudar a los estudiantes a construirse a si mismos, en otras palabras tenemos que hacer que los estudiantes pierdan el miedo a SER LAS PERSONAS QUE QUIEREN SER no las que queremos” (2) por eso invito a los que de alguna manera son docentes a ser creativos, innovadores y echar mano de lo que tenemos para ayudar a nuestros chicos, los cuales van a crear nuestro futuro próximo.

REFERENCIAS:


    2) Para escuchar la conferencia visite https://www.youtube.com/watch?v=C_ddnoHNbvQ 

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada