jueves, enero 14, 2016

Educacion de guerrilla (y II)

by hjalmar hernández
de la serie "Educacion del siglo XIX"


No necesitamos educación
Las lineas de arriba parecen ser escritas por un docente del presente siglo, sin embargo son parte de la lírica de una canción en ingles que salio en el año de 1979. Una canción de vanguardia por decirlo de alguna manera, y tan vigente su letra como hace 37 años.
Creo que el estudiante del siglo XIX tiene que volverse un guerrillero de la educación, también debe buscar la reivindicación de la educación salvadoreña. Buscar esa utopía para romper los esquemas mentales que tienen atrapada a la sociedad salvadoreña.
Entre los puntos fuertes que debe tener un alumno de este siglo están:
2) Creativo.
3) Evitar la procrastinacion.
4) Cooperativo.

no necesitamos control mental
sin sarcasmos oscuros en el salón de clases
maestros dejen a los niños en paz
hey maestros, dejen a los niños en paz
al final es sólo otro ladrillo en la pared
al final eres solamente otro ladrillo más en la pared

En un post anterior aborde sobre como hacer educación de guerrilla, aunque la propuesta suena utópica se puede realizar ya que depende de la voluntad que como docente tengamos para buscar el mejoramiento de la educación salvadoreña-


1) Proactivo.
El alumno de hoy debe anticiparse a los hechos, no esperar que el docente le de todo servido. Es decir debe evitar reaccionar hasta que la vida le ha dado varios tumbos y ha perdido el mejor tiempo  de su vida que es la juventud.
Ser proactivo ayuda a evitar el control  mental que quieren tener algunos docentes en sus clases, esto es negro porque yo digo que es negro. No hay escalas de grises para este tipo de docentes asi que toca al alumno darle vuelta a la tortilla como decimos los salvadoreños.
Ser un alumno proactivo implicaría preparase, leer, o por lo menos mantenerse informados de lo que  o y materia se va a estudiar. Por otro lado se esperaría que el docente este abierto a brindar información adelantada a sus alumnos de los temas que se abordaran en la clase.

Creatividad muchas veces la reducimos a los artistas, y de hecho tengo varios amigos y ex alumnos que son artistas... Pero no me refiero a ese tipo de creatividad. Al igual que los docentes los alumnos deben ser capaces de crear cosas nuevas con los muchos o pocos recursos que les de la escuela o su ambiente. 
Los alumnos deben ser capaces de crear cosas pero hacerlo con una pasión que despierte a otros a hacer lo mismo o mejor.

El mal de la sociedad moderna. La procrastinacion consiste en postergar las actividades que tengo que hacer por otras de menor relevancia o quizá agradables para mi.
Por ejemplo si tengo examen programado para cierta fecha es momento de estudiar no de andar parrandeando con los amigos o irme de farra con mi pareja.

Aclarando que esto no significa que hay que darse copia, sino de aprender entre pares. Implica apoyar a otros para que aprendan (ojo no hacerle el trabajo) y asi avanzar juntos en los distintos niveles de enseñanza.
Muchas veces nos toca ayudarnos ya que algunos maestros pecan en dejar abandonada la instrucción. Por lo tanto nos toca tomar las riendas de nuestro propio aprendizaje y apoyarnos unos a otros. 
Por otro lado la tendencia mundial es hacia el aprendizaje cooperativo y colaborativo, ya que debemos recordar que la misma tecnología nos impulsa  a ser así y en caso de omitirlo caeríamos en un ostracismo que no vale la pena vivir.

5) Hacer preguntas.
Cuestionalo todo. No se trata de encarar al profesor amargado de enfrente sino de sobre averiguar aquellos conceptos que te parecieron extraños, preguntar en caso de que las dudas te asalten.
Para ser critico debemos comenzar a pensar en lo que nos están enseñando, y adecuarlo a nuestros contextos, máxime si se tratan de temas sociales.
Tampoco se trata de apestar al grado haciendo preguntas cada cinco minutos, si te sientes totalmente perdido haz una cita con tu profesor en su cubículo para que te explique o busca a alguien de tu confianza para tener un buen panorama del tema que estas viendo.

6) Se humano.
¿Quieres ser un joven revolucionario del siglo XIX? para contestar esta pregunta quiero recordarte que estamos en una época en que nos hemos insensibilizado. Si que nos quejamos de la ola de crímenes de  nuestro país, pero seguimos haciéndole daño al vecino con nuestro egoísmo. Por otro lado pregonamos que estamos mas conectados y sin embargo olvidamos a todos y solo nos centramos en la pantalla inerte de nuestro celular.
Para ser un joven revolucionario del siglo XIX debemos tener en cuenta al factor humano. desconectarse de vez en cuando, encontrarme con amigos y saludarlos cálidamente con la mano, apropiarme del saber para tener MI PROPIA IDENTIDAD ( no imitar lo que la gente dice o los artistas dicen), Debemos volver a ser combativos en el sentido de que si vamos a ser rebeldes sea para combatir todas aquellas estructuras que atan el pensamiento de nuestras sociedades, y por inercia evitan que seamos un gran país.

Seamos alumnos, pero alumnos guerrilleros. Críticos. Pensantes. Quizá algún día logremos que las lineas de la canción famosa de Pink Floyd sean solo eso, una canción.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada